LA CONTRIBUCIÓN DE LOS CETREROS A LA CONSERVACIÓN DE LAS RAPACES


Buitres leonados

La cetrería se desarrolló ya, desde el principio de los tiempos, con la premisa básica de que la vida salvaje era un recurso sostenible. En Borgoña, por ejemplo, el castigo impuesto a quién robase una rapaz del campo consistía en cortarle 175 gramos de carne del pecho que, posteriormente, era ofrecida al ave. En Gran Bretaña, en el siglo XIII, a cualquiera que robase una rapaz era condenado a prisión salvo que la rapaz fuera propiedad de alguien y, de ser el caso, el saqueador era condenado a muerte.


Asimismo, al acabar las temporadas de cetrería, las rapaces eran liberadas de nuevo a su medio natural (tal y como se sigue haciendo en muchas partes del mundo actualmente) para que anidaran y prosperaran.


La regresión de las poblaciones de rapaces tiene su inicio cuando aparecen las armas de fuego. Estos instrumentos permitían cazar animales más rápida y fácilmente que hasta el momento.


En consecuencia, los animales cinegéticos fueron preservados dado su interés de carácter económico y deportivo. Por otro lado, habían animales que no serian tan afortunados. Poco a poco, los grandes mamíferos predadores fueron desplazados y exterminados de sus hábitats naturales ya que suponían una competencia directa por la presa. Desplazados los grandes carnívoros, las rapaces se vieron en el punto de mira y fueron clasificadas como "alimañas". Y, en base a ello, se realizaron por toda Europa, campañas de erradicación devastando poblaciones enteras de rapaces. Se llegó, incluso, a permitir la caza de rapaces de paso, esto es, durante sus migraciones.


Más tarde la presencia de DDT y sus brutales consecuencias, exterminó casi por completo las cada vez más reducidas poblaciones de aves rapaces a nivel mundial. Tanto es así que en Norteamérica y otras partes de Europa quedaron prácticamente extintas. El efecto de DDT fue tan devastador que, las rapaces se convirtieron en indicadores biológicos de la presencia de este producto en el medio natural.

La ausencia de rapaces en la naturaleza llevó a los cetreros a crear programas conjuntos de reproducción obteniendo grandes éxitos de la cría en cautividad. Gracias a éstos proyectos de cría y al avanzado conocimiento que los cetreros tenían sobre el manejo de aves rapaces fue posible una labor de repoblación de los hábitats y devolver las rapaces a su hábitat natural.

Pollo de halcón. Cría en cautividad

Es gracias a la labor y a la ética cetrera por lo que, hoy en día, podemos seguir admirando y disfrutando de estas maravillosas aves en libertad.

#conservación #cría #contribución #cetrería #reintroducción #rapaces

Entradas destacadas
Entradas recientes