TEXTOS CORTOS SOBRE LA HISTORIA DE LA CETRERÍA

LA ALTANERÍA DE LOS VISIGODOS

En un tratado de cetrería árabe, escrito en las primeras décadas del siglo VIII, el Kitab dawari at-tayr de al-Gitrif ibn Qudama al-Gassani, se cuenta una interesante historia relativa a los reyes visigodos, a los que ellos llaman Ladariqa –debajo esa rara forma se encuentra el nombre Rodrigo, el último rey visigodo–.


Según los historiadores árabes, en el protocolo de los reyes hispánicos cada vez que un rey salía a cabalgar con su séquito, llevaban los halcones peregrinos (shahin) dando tornos sobre sus cabezas, subiendo, bajando. No cesaban en estos vuelos hasta que el rey descabalgaba y ponía pie en tierra. Pues bien, un día un rey visigodo llamado Uriq o Awariq, es decir Eurico (466-84), salió a cabalgar siguiendo las normas del protocolo, es decir, con los halcones volando alto, cuando de repente, al paso del cortejo, se levantó un pájaro y tan pronto como uno de los peregrinos lo vió se lanzó en un profundo picado, a plomo, acuchilló y capturó la presa. Tan maravillado se quedó el rey Eurico que, desde aquel momento, se dedicó a entrenar sus halcones para cazar por altanería (Viré & Moller 2002: 65).



LA CETRERÍA DE BAJO VUELO EN LA PENÍNSULA IBÉRICA

Este mosaico, localizado en la antigua provincia romana de África conocida hoy en día como Túnez, muestra las diversas técnicas cinegéticas utilizadas en los s. V y VI en el Norte de África y Península Ibérica (época que coincide con el asentamiento de los visigodos en Hispania).

En él se muestra (de arriba abajo):

  1. Caza de liebres con galgos a caballo

  2. Jabalí con redes

  3. Cetrería a liebre (izqyuerda) y cuchillería con liga (derecha)

  4. Perdices a caballo

En la imagen de cetrería, se puede observar como el cetrero caza las liebres con el ave en el puño, indicativo de la modalidad de bajo vuelo, con lo que parece ser un azor. Se cree que esta modalidad con este tipo de ave rapaz fue introducida en nuestra península por los visigodos y otras tribus bárbaras que les precedieron y que, como ellos, atravesaron Hispania de norte a sur.



LA PETICIÓN DEL HALCÓN

La poesía andalusí está llena de referencias a la cetrería. En el siglo XI el visir Abū Bakr al-Qubturnu solicita al príncipe Mutawakkil el regalo de un halcón, con un precioso poema que os dejamos a vuestra disposición para que disfrutéis y compartáis con nosotros y con el visir la profunda admiración hacia esta arte de caza:


<<¡Oh rey, cuyos poderes fueron altos y del más egregio rango!

Tú, que adornaste mi cuello con el collar de tus favores, grandes como perlas y engarzados como perlas en el hilo, adorna ahora mi mano con un halcón.

Hónrame con uno de limpias alas, cuyo plumaje se haya combado en el viento del norte.

¡Con qué orgullo saldré con él al alba, jugando mi mano al viento, para tomar lo libre con lo encadenado!>>

#historia #cetrería #altanería #bajovuelvo #halcón

Entradas destacadas
Entradas recientes